LA ILEGALIDAD, EN LA MIRA DE COLJUEGOS

A un año y dos meses de haber iniciado operaciones, Coljuegos (empresa del Estado encargada de administrar el monopolio rentístico de los juegos de suerte y azar) presenta un balance con sus principales resultados.
Conversamos con Rodrigo Vélez, su presidente, sobre los retos y primeros resultados de la entidad.

¿Qué objetivos se ha trazado desde la presidencia de Coljuegos?

Hemos planteado una estrategia de tres ejes. El primero, aumentar las rentas que recibe la Nación, producto de la industria de juegos de suerte y azar; el segundo, construir una entidad capaz de generar valor y de hacer la diferencia; y el tercero, ayudar a desarrollar el sector de juegos de suerte y azar en el país, elevando los estándares de esta industria con el fin de aumentar la confianza de los consumidores de apuestas y de generar condiciones de transparencia y legalidad que permitan la sostenibilidad y productividad del sector.

Con todo esto, la meta de Coljuegos es multiplicar en 2,6 veces la renta que recibe la Nación de los juegos de suerte y azar nacionales y territoriales, y que tiene como destino la financiación de la salud pública. En 2012, las transferencias de los juegos nacionales y territoriales alcanzaron los $589.000 millones de pesos.

¿Cómo va Coljuegos en su objetivo de aumentar las rentas de la Nación?

Tenemos un buen balance. En 2012, los indicadores de derechos de explotación (recursos que se recaudan para la salud) tuvieron un comportamiento positivo. Su causación aumentó 15 por ciento y las transferencias aumentaron 27 por ciento con respecto al año pasado. Todo esto en medio de la implementación de Coljuegos como nueva entidad que asumió funciones no solo de ETESA sino también de la DIAN, de la Superintendencia Nacional de Salud y del antiguo Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar.

Hemos tenido avances en nuestro plan estratégico que hicieron posibles estos resultados. Un ejemplo de ello fue la autorización de un sorteo adicional del Baloto, conocido como Revancha que permitió aumentar los derechos de explotación en 22 por ciento  en sus primeros seis meses de operación.

¿Cómo piensan combatir la ilegalidad?
La entidad recibió la función de control de ilegalidad de la DIAN en septiembre de 2012 y dedicó los primeros seis meses a armar un equipo altamente especializado en esta tarea, con unos procesos robustos que le dan solidez a las actuaciones administrativas sancionatorias de la entidad.

Iniciamos los operativos de control de ilegalidad hace tres meses y al día de hoy tenemos resultados contundentes: 1.071 máquinas retiradas y 1.525 sillas de bingo desmanteladas en el Centro-Oriente del país y en la Costa Caribe. Además estamos próximos a destruir el primer parque de máquinas decomisadas, tal como lo ordena la ley.

El mensaje es claro: La explotación ilegal de juegos de suerte y azar es un delito drásticamente castigado por la ley, con sanciones como la inhabilidad para operarlos, multas multimillonarias y procesos penales para los responsables.

Diario El Tiempo.
Separata
Responsabilidad Social Empresarial
Industria de Juegos de Azar
Colombia
Viernes 28 de Junio de 2013

ILLEGALITY IS UNDER THE SCRUTINY OF COLJUEGOS

One year and two months after starting operations, Coljuegos (the state owned company in charge of administering the financial gaming monopoly) it presents a balance with its main results.
We spoke with Rodrigo Velez, the present about the challenges and first results of the entity.

What have been your objectives since you took the presidency at Coljuegos?

We have posed a three axis strategy. The first one is to increase the finances that the nation receives, product of the gaming industry; second, to build an entity capable of generating value and making the difference; and third, helping to develop the gaming sector in the country, increasing the standards of this industry to increase the gambling consumers’ confidence and to generate conditions of transparency and legality which allow the sustainability and productivity of the sector.

With all of this, the goal of Coljuegos is to multiply 2.6 times the rent the nation receives from national and territorial gambling, destined to financing public health. In 2012, transference of national and territorial gambling reached $589,000 billion pesos.

How is Coljuegos doing in its objective of increasing the Nation’s income?

We have a good balance. In 2012 the indicators of exploitation rights (resources which are collected for health) had a positive behavior. The collection increased 15% and the transferences increased 27% in respect to last year. All of this in the midst of implementing Coljuegos as a new entity which took over the functions of not only ETESA, but also DIAN, the National Health Superintendence and the former National Gaming Council.

We have had advances in our strategic plan which made possible these results. An example of this was the authorization of an additional Baloto draw, known as Revancha, which allowed increasing the exploitation rights in 2% in the first six months of operation.

What are your plans to combat illegality? 

The entity received the function of combatting illegality from DIAN in September 2012 and dedicated the first six months to set up a team highly specialized in these tasks, with robust processes which give it solidness to the administrative sanction acts of the entity.

We began controlling illegality three months ago, and today we have convincing results: 1071 machines withdrawn and 1525 bingo chairs dismantled in the Center-West part of the country and in the Caribbean Coast. We are going to destroy the first park of confiscated machines, just as the law orders.

The message is clear: illegal gambling exploitation is a crime which is drastically punished by the law, with sanctions such as the inability to operate them, multi-million pesos fines and penal processes for the responsible persons.

Diario El Tiempo.
Separata
Social Entrepreneurial Responsability
Gaming Industry
Colombia
Friday, June 28, 2912